Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

26.8.16

El mes que se va y el que viene

Agosto entra a su última semana. Este mes aprendimos muchas cosas y dejamos algunas cuantas por entrar a en la lista de tareas pendientes. Cumplimos un año más como padres y logramos cosas que antes creímos muy lejanas. Gané un poco más de temores en lugar de perderlos, pero siempre con a meta de lograr que desaparezcan en el menor tiempo posible. Porque si de algo estoy convencida, es que de los miedos no se vive. Y estos miedos no son más que amarras que nos atan al suelo sin poder siquiera movernos. Pues es bueno siempre tener raíces afianzadas en la tierra pero que nos permitan movernos y de vez en cuando volar un poco, siempre que sepamos cómo regresar, obviamente. 

Es bueno siempre verle el lado bueno y positivo a todo lo que nos pasa. Algunas veces es más difícil encontrar ese ángulo, pero otras veces se torna divertido, porque creo que ahí está el reto, cuando uno quiere ver todo rosado, lo logra aunque al principio esté borroso medio gris, solo depende de uno. A veces es bueno que reviente un poco el rollo pero siempre para darnos cuenta que hasta de una explosión se pueden construir ciudades enteras. Se empiezan por los pedazos más grandes y se completa con los más pequeños. Así es más fácil. 

Me sigue pareciendo increíble estar ya en la segunda mitad del año. Parece como si realmente recién estuviéramos empezando cuando más pegados al fin de año estamos. Pero en fin, si vamos a terminar el libro en las mejores páginas, pues bueno, que venga ese gran final.

Que agosto se acabe significa dos cosas: pasamos un mes especial en el que los tesoros de mi vida dan una vueltita más al sol, y entramos en un mes especial porque me recuerda a ti. El mes en que naciste y el mismo mes en que te fuiste. Es un mes especial, pero difícil. Este año se cumplen 8 años lejos de ti pero realmente parecen 8 minutos porque siempre estás con nosotros. Siempre en nuestros corazones, en nuestras vidas y en nuestras mentes. Siempre papi.

Resultado de imagen para caminando

28.7.16

Pensando en ti

Me he preguntado muchas veces cuál es la razón de tu silencio. Por qué no me visitas en mis sueños??? Por más que me digo a mí misma que seguro no quieres que me sienta triste al despertar (como a veces me ha pasado), siento que no es verdad. A caso ustedes no tienen ese poder de estar con la gente que quieren a lo lejos? No lo sé y me da pena pensarlo porque quiero verte aunque sea una vez más, en sueños al menos. Pensar que tu voz se hace cada vez más lejana me asusta un poco. A caso algún día me olvidaré como sonaba? A caso un día me costará recordar tu cara? Eso es imposible pero hay días como hoy que me lo pregunto. Días en que siento que todo es tan frágil que se puede extinguir en un suspiro. Días complicados, en los que tsl vez, solo tal vez, te extraño un poco más de lo normal...

30.6.16

Buscando lo bonito de junio


Tengo que pensar en todas las cosas que pasaron en el mes para por fin pasar la página y darle la bienvenida a Julio. Para ver si esperándolo con flores en la entrada es un buen mes y se porta como niño bueno. 

Creo que el balance general es positivo, pero darme cuenta que existen personas que aún no tienen tantos valores como creí, duele. Siempre camino pensando que en cualquier momento se me cruza una piedra, pero nunca las veo a la distancia y por eso el golpe es más fuerte.

Se fue un día del padre más, y yo una vez más sentí esa mezcla de sentimientos: ganas de celebrarlo feliz con el papá de mis hijos, pero triste por no tener al mío a mi lado. Es algo muy difícil de explicar, y también de vivir. Pero creo que es algo a lo que debo acostumbrarme, pues ya pasaron algunos años y aún me sigue costando. 

Conocí el lado bonito de algunas historias que parecían terminar en un final oscuro. Es lo lindo de vivir de lejos algo que de la nada gira y muestra su brillo. Creo que verle ese lado de colores a las cosas nunca está demás. 

Pasé más tiempo con mis hijos y aprendí a disfrutar hasta los ratos amargos de llantos y berrinches. Tratar de sacarle provecho a esos momentos para aprender es algo bueno. Aunque a veces llegue a cansar un poco. Creo que nunca será suficiente cuando se trata de nuestros hijos.

Fui doctora otra vez, visitamos doctores y cargamos el botiquín de remedios, pero ver que día a día el mal pasaba nos hacía sentir más contentos y tranquilos. Este será un invierno fuerte, así que a cuidarse se ha dicho.

Viene julio, y con él una promesa más de seguir creciendo y aprendiendo. Creciendo y aprendiendo. Lo digo dos veces porque siempre es mejor avanzar en pares. No por nada tengo mellizos.


30.5.16

Dejar que fluya, esa es la clave

Se va mayo...
Un mes cargado de celebraciones pero también se pruebas un poco difíciles. A veces creo que el mundo está al revés. La gente vive como no se debe vivir y la mente se enferma con pensamientos cargados de suciedad que vuela como el viento y se pega sin querer. Por más que usemos capa protectora y antivirus, algo queda. Desgraciadamente es así.

Pero es ahí donde importan los momentos felices. Las celebraciones, los abrazos sinceros, las miradas que lo dicen todo sin usar las palabras, los besos del alma, las caricias que tocan el interior y no solo la piel, los pensamientos que limpian el cuerpo, las palabras que sanan. Y finalmente, quedan los deseos que nos hacen seguir vivos y caminando derecho. 

Hoy no es momento de esconder la sonrisa, sino al revés, es momento de mostrar su brillo y poder infinito. Creo que cuando más queremos ver las cosas por el lado positivo es más difícil. Lo que se debe hacer es pensar menos y simplemente fluir. Es difícil, sí, pero como la mente es TAN poderosa, cuando "solo queremos pensar bien, pensando que debemos pensar bien y lo que está mal debe ser eliminado", inconscientemente llamamos a los malos pensamientos que se cuelan porque sin querer los estamos llamando. Es raro, pero al querer alejarlos, los llamamos. Por eso simplemente la clave está en dejar fluir. Así como llegan esas ideas, dejar que se vayan, sin retenerlas y examinarlas. Si lo practicamos es fácil.

Mi mes de mayo se va con brevete renovado, con un año más cumplido, un poco más de experiencia en corazón de mamá, una heridita que pronto cicatrizará y un montón de pendientes más por cumplir. 

Ahora entramos a junio. El mes de los papás. Tu mes... Te prometo celebrarlo como se debe al lado del papá de mis hijos, pero también recordando que tuve el mejor ejemplo de padre. Gracias por todos esos años a mi lado. Te extraño.

El heroe de mi vida